T. CraneoSacral

La terapia Craneosacral es una técnica manual y sutil, al tiempo que suave y profunda. Su función consiste en la detección de áreas de restricción o congestión en el cuerpo  que limita el buen funcionamiento de la totalidad de la persona, desde disfunciones físicas, hasta emocionales o psíquicas.

El sistema Craneosacral acoge los huesos del cráneo, cuello, columna vertebral, pelvis, sacro. También engloba los tejidos, órganos corporales y el líquido cefalorraquídeo que es el que determina el estado de salud y vitalidad de la persona.

La función vital del sistema  Cráneosacral es mantener  el medio en el que se mueve el Sistema Nervioso tanto el central como el periférico. Este sistema es el más complejo y si cabe, el más necesario para el funcionamiento de cada parte del cuerpo. Por ello está protegido, entre otras envolturas, por las meninges que son fundas membranosas que lo envuelven. En su interior flotan en líquido cefalorraquídeo el cerebro, cerebelo, tálamo… además de la médula espinal hasta el sacro.

Este líquido no está estancado sino que como todo fluido corporal, tiene un sistema de producción y reciclaje que es bombeado y reabsorbido a un ritmo constante, es decir, tiene su pulso propio al igual que el ritmo cardiovascular o el  respiratorio siendo todos independientes. Es precisamente la potencia y calidad con la que emerge y se transmite este impulso a todo el organismo el que determina su estado de salud y vitalidad.

La terapia Craneosacral parte de la base de que los tejidos del cuerpo humano son sabios y necesitan su tiempo para restablecer el equilibrio tras un trauma y ayuda en el proceso de autocuración.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *